956 26 24 69
img-faq-enfermedades-encias-1920x600

Preguntas frecuentes enfermedades de las encías

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad periodontal?

Además del sangrado espontáneo o cuando nos cepillamos los dientes, las enfermedades de las encías se pueden notar en el mal aliento, hipersensibilidad al frío, movilidad o separación de dientes, retracción de la encía y una percepción de alargamiento del diente. Estos signos pueden indicar que se trata de una periodontitis, por lo que es necesario visitar al periodoncista o al dentista.

¿Es normal que sangren las encías al cepillarse los dientes?

El sangrado, sea espontáneo o durante el cepillado, así como el enrojecimiento de la encía son señales evidentes de que algo pasa; que la encía sangre no es normal.

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad periodontal?

El control de la placa bacteriana es la mejor prevención de las enfermedades periodontales. Además de las visitas regulares al dentista, cada persona debe responsabilizarse de su higiene bucodental y periodontal diaria. El higienista dental te explicará cómo mejorar las técnicas de cepillado y el uso de seda o cepillos interdentales. Junto a las limpiezas regulares, el cumplimiento de un adecuado programa de mantenimiento fortalecerá la salud periodontal y evitará recaídas, garantizando el control de la periodontitis a largo plazo.

¿Influye el tabaco en el desarrollo de la enfermedad periodontal?

Influye, y mucho. Tanto a nivel local como general, el tabaco provoca que la encía reciba un menor aporte sanguíneo y de oxígeno, a la vez que disminuye sus mecanismos defensivos contra las bacterias de la placa bacteriana. Esto hace que el tabaco determine, en parte, el estado de sus encías, además de condicionar negativamente el resultado del tratamiento periodontal. Si usted fuma, no confíe en que sus encías están sanas porque no sangren. El que su encía no sangre, aún estando muy afectada, es un signo más del efecto del tabaco: al tener un menor aporte sanguíneo y de oxígeno, la encía tiende a sangrar menos.

¿Las enfermedades de las encías son contagiosas?

Sin duda. Por eso se debe tener extremo cuidado en no compartir o intercambiar nuestros cepillos de dientes con los de otras personas.